Secado de Marihuana

Si llegaste hasta aquí, solo puede significar una cosa, estás familiarizado con el universo de la marihuana y quieres saber más. Entonces, ¡bienvenido!

En este momento tocaremos el tema del secado del cannabis. Es un proceso que viene después de cortar la planta y es uno de los procedimientos más importantes, pues así lograrás conseguir cogollos de primera calidad.

Pero en sí, ¿sabes qué significa el secado de marihuana? Se trata de una acción, cuyo principal objetivo es evaporar el agua que forma parte de los cogollos.

¿Aún no sabes los datos curiosos sobre la planta de Marihuana? Mira aquí.

Como dato curioso, el cannabis fresco puede llegar a contener 75 % de agua, por lo tanto necesita ser evaporada, para que esos cogollos puedan convertirse más adelante en un cigarrillo… O mejor dicho un buen porro.

Condiciones idóneas para el secado de marihuana

Cuando decides secar la marihuana, primero debes tomar en cuenta algunos factores. Resulta que no es un proceso tan sencillo, sin embargo, no es imposible solo se necesitan los conocimientos adecuados.

  • Evitar la luz: Es importante que evites la luz sobre los cogollos. ¿Sabes por qué? Porque la planta debe estar a oscuras, debido a que así se activan los cannabinoides como, por ejemplo, el THC.
  • Humedad adecuada: Por supuesto, la planta debe mantenerse a una humedad ideal –en el cuarto donde se realizará el secado-. Expertos recomiendan que debe tener un porcentaje cercano al 60 o 65, esto durante los primeros 7 días. Un consejo útil es que si la humedad está muy alta, puedes llegar a bajarla con un extractor de aire.
  • Temperatura: Tanto la humedad como la temperatura juegan un papel primordial. Se estima que la temperatura adecuada, para mantener la planta a salvo, es de 15 y 18ºC. Evita los cambios bruscos y verás que la hierba lucirá perfecta.
  • Debes estar muy pendiente del secado, así que lo más recomendable es que renueves el aire a diario.
  • Dile “no” a los ventiladores: Muchos cultivadores principiantes creen que el ventilador es una buena herramienta para secar, pero resulta que no es así. Tampoco utilizar deshumificadores para secar las plantas. La principal razón por la cual no se debe usar, es que estas herramientas hacen que la marihuana pierda su aroma, efecto e incluso sabor.
  • No al exceso: No dejes que la marihuana se seque en exceso. Controla los tiempos.

Por otro lado, asegúrate de que el lugar en donde secarás la marihuana reúna todas estas características. Un tips, es que debes procurar ser discreto, debido a que las plantas de cannabis intensifican su olor durante el secado, por ello también recomiendan que instales un filtro de olor.

Pasos para realizar fácilmente el secado de marihuana

Ahora bien, sabemos que deseas conocer el procedimiento para comenzar a secar marihuana, ¡presta atención!

  • Cuelga las plantas boca abajo: Cuelga las plantas enteras o si gustas, divídela en ramas. La idea principal es que es que las ramas no se toquen o estén juntas… Si se unen podría provocar la aparición de hongos e incluso moho.
  • Controla la temperatura: Insistimos en este apartado, porque es de suma importancia mantener la temperatura del cuarto, en donde se encuentre la marihuana. A continuación te proporcionaremos la rutina día por día. Durante los primeros tres días, la temperatura de los cogollos debe estar a 20 grados centígrado, así lograrás que se sequen rápidamente. Después de esa temporada, lo más recomendable es bajar la temperatura, como se mencionó en la sección “condiciones idóneas para el secado de marihuana”, a unos 17-18ºC para relentizar el procedimiento.

¿Cómo saber si el cannabis está seco?

Después de realizar todos los pasos del proceso, es de gran importancia que conozcas cuándo están secas, es decir listas.

Antes de iniciar, tomemos en consideración que la planta se seca primero en el exterior y luego el interior, ¿qué quiere decir esto? Que obviamente, por fuera siempre será más fácil reconocerlos.

  • Entre 10 a 15 días: El tiempo estimado para que los cogollos sequen son de 10 a 15 días. Si el secado culmina en menos días, ¡ooops! Es posible que hayan perdido gran parte de su calidad.
  • Observa el exterior: Para conocer si los cogollos están perfectos, obsérvalos y no permitas que se deshagan. Si algunos cogollos siguen flexibles, tal vez, debes dejarlo por más tiempo.
  • Toma una rama: Para comprobar –si realmente están en perfecto estado-, toma una rama, si cruje y se queda doblada, ¡ya está suficientemente secas!

Curado de marihuana

La marihuana no está lista sin el curado, ¿conoces el término? En palabras simples es el proceso durante el cual se pierde el resto del agua estructural en los cogollos. En ese tiempo, también se permite la maduración de los cannabinoides y terpeno. Otra información adicional es que permite la descomposición de la clorofila.

Si estás mirando para los lados al leer la palabra “clorofila”, pues te explicamos que es lo que hace que los cogollos estén secos, pero no curados, y mantengan ese toque fresco y rasposo.

El curado es básico para que tu preciado cannabis tenga un buen sabor y aroma.

  • El proceso de marihuana se puede durar de tres meses a un mes, aproximadamente, durante ese período se ha degradado la mayor parte de la clorofilia y se incorpora el psicoactivo THC. En este proceso también debes evitar que pegue la luz sobre los cogollos.
  • El mejor lugar para curar el cannabis es una caja de madera o en botes herméticos, lo ideal es que no pase la luz.
  • Especialistas en cultivo afirman que los cogollos de marihuana seguirán soltado humedad, durante las primeras semanas, por ello debes abrir la caja, o el lugar en dónde tienes almacenado el cannabis, para que puedan agarrar aire húmedo y cierra. A continuación las veces en las deberías abrir el recipiente de curado:
  1. Una vez al día en la primera semana
  2. Una vez cada tres días durante la segunda semana
  3. Por último, una vez a la semana, después de la tercera semana en adelante

¿Cómo almacenar y conservar tu marihuana?

¡Listo el secado y curado! ¿Y ahora qué sigue? Pues, es momento de que lo conserves en un lugar seguro. La mejor opción son los recipientes de conservación al vacío e incluso bolsas de antiolor.

En fin, el secado de marihuana puede ser un factor fundamental en el proceso de la marihuana. Si tienes cultivos en casa, esta información te puede ser muy útil en la actualidad.

Evita exponer la hierba en luz y a cambios de humedad o temperatura muy bruscos. Después de estos pasos, ¡tu marihuana estará lista! Como recomendación, puedes utilizar un vaporizador como este para consumirla.

¡Recuerda compartir este contenido en las Redes Sociales!