Infusión de Marihuana

La marihuana es una planta que tiene un sinfín de bondades medicinales. Además de ser mágica, también es sanadora ¿increíble, no?

Nuestra especialidad son los temas relacionados a la marihuana, por ello, en esta oportunidad hablaremos de la infusión de marihuana. Explicaremos cuál son los beneficios de consumirla y, además, te enseñaremos –paso a paso- cómo hacerlo y no morir en el intento.

Beneficios de la infusión de Marihuana

Normalmente las personas consumen marihuana de forma tradicional, la fuman, vapean o incluso se la comen, sin embargo, en forma de té es una de las alternativas más sanas para consumirla y aporta grandes ventajas al cuerpo humano. Presta atención a la siguiente lista, hablaremos de cada uno de estos beneficios.

Infusión de Marihuana un alivio para el dolor

El cannabis es un poderoso analgésico para tratar síntomas típicos de la artritis, al mismo tiempo, alivia los dolores musculares y otras enfermedades relacionadas al sistema nervioso. Esta bondad es gracias a los componentes activos de la planta, los cuales son bien recibidos por el sistema nervioso central del cuerpo.

Normalmente los analgésicos dejan algunos efectos secundarios, con la infusión de marihuana no pasa. En la actualidad, muchos médicos recomiendan el té de cannabis porque alivia el dolor en pocos minutos.

Te preguntarás y ¿si lo fumo o lo vapeo no tiene el mismo efecto? Sí es capaz de aliviar, sin embargo, en forma de infusión el efecto es más prolongado.

Un componente eficaz para la salud digestiva

Gracias a los componentes activos del cannabis, la infusión ataca problemas digestivos tales como calambres, estreñimiento, diarrea o ácido reflujo.

De acuerdo con expertos, los receptores endocannabinoides se extienden por todo nuestro cuerpo hasta llegar al tracto digestivo, ¿no te parece genial?

Propiedades antiinflamatorias

En muchas ocasiones se ha demostrado que el cannabis tiene habilidades antinflamatorias. En el caso de las personas que sufren de síndrome de colon irritable, esclerosis múltiples y artritis, no existe una mejor medicina que la infusión de marihuana, puesto que reduce el dolor considerablemente.

¿Cómo la infusión logra ese efecto? Es posible debido a la interacción del cannabis con el sistema endocannabinoide del cuerpo, este contraataca con una respuesta inmune hiperactiva y, como resultado, disminuye la inflamación.

Evita el deterioro cognitivo

En investigaciones recientes, se ha comprobado que el cannabis puede ser un método para prevenir el Alzheimer. El THC, el componente psicoactivo de la marihuana, bloquea el tipo de proteína que provoca la aparición de la enfermedad en los pacientes mayores.

Esta hipótesis abre paso a la teoría de que el cannabis, podría convertirse en un tratamiento para la prevención del deterioro cognitivo.

Mejora el ánimo

Un gran porcentaje de la población sufre de depresión o ansiedad, la buena noticia es que la infusión de marihuana logra combatir la tristeza, la falta de serotonina y la inflamación neuronal.

Para aquellas personas que son propensas a sufrir de ansiedad, el té de marihuana es un antídoto perfecto. Lo cierto es que los efectos relajantes de la infusión perduran por mucho tiempo.

¡Prepara infusión de marihuana!

  1. El primer ingrediente para la infusión es, por supuesto, la marihuana. Debe estar seca y luego tritúrala que quede muy fina. Como recomendación puedes usar un grinder o unas tijeras para cortarlas. Para esas personas que no están acostumbradas al efecto de marihuana, una opción es añadir unas cotas de aceite de CBD, debido a que este componente contrarresta los efectos del THC y el efecto es medicinal es más efectivo.
  2. Toma una olla y añade tres vasos de leche entera, en caso de no tener puedes usar agua. Si eliges la primera alternativa, es de suma importancia que la leche esté entera porque contiene grasa  el THC se puede diluir con mayor facilidad.
  3. Enciende la cocina y coloca a fuego lento el líquido hasta que empiece a hervir. Sé paciente porque si no sigues las instrucciones, podrías perder el deseable efecto del cannabis.
  4. Añade dos cucharaditas de mantequilla, en el caso de que hagas la infusión con agua. Si escogiste la opción de leche entera, entonces omite este paso.
  5. Agrega la marihuana triturada que has preparado. Si buscas un efecto más medicinal, entonces, te recomendamos que elijas una variedad que tenga algo contenido de CBD.
  6. Remueve el contenido, constantemente, para que así no se pegue en las paredes del caldero u olla, así se va cocinando en el interior. Al momento de hacer la infusión, lo más interesante es extraer la mayor cantidad de THC, para que pueda ser ingerido y tenga ese efecto esperado.
  7. Deja hervir el contenido a fuego medio durante 30 minutos. Un dato es que mientras más tiempo esperes, extraerás más THC. Otro punto que no puedes pasar por alto es estar pendiente del líquido, debido a que si lo colocas a fuego alto se puede evaporar muy rápido y así perderás el producto y todo el trabajo. Cuando comiences a ver que se evapora, es el instante adecuado para añadir más agua o leche.
  8. Después de los 30 minutos filtra el agua o leche, utiliza un colador y sírvelo en una taza o recipiente grande donde se almacene todo el líquido. Estamos seguros que durante ese tiempo el THC estará concentrado en la mantequilla que contiene el agua o la grasa de la leche. Ya podrás deshacerte de la marihuana filtrada, debido a que no sirve más.
  9. Sabemos que estás impaciente por probar, pero deja reposar el contenido durante unos cinco minutos o hasta que baje la temperatura.
  10. Opcional: Si quieres agregarle otro tipo de aroma, entonces, añade una bolsita de tu té favorito. Si te gusta el sabor, no te preocupes, puedes bebértela así. Te recomendamos que le eches un poco de azúcar para endulzar el sabor, claro, también puedes agregar un cubo de hielo para que esté fresquita.

Antes terminar el post es importante que leas lo siguiente: En la mayoría de los productos de marihuana ingeridos de forma oral, el efecto aparecerá dentro de una hora, aproximadamente. Si estás al frente de tu primera infusión, entonces, no consumas alcohol hasta luego de dos horas de la ingesta.

¿Te gustó este post? Entonces, ¡no esperes más y compártelo con tus amigos cannabicos!