Vaporizador de Marihuana Casero

¡Bienvenido amigo cannabico!

En esta oportunidad, nos complace anunciarte que te explicaremos cómo hacer un vaporizador de marihuana casero.

Para aquellos que son nuevos en el mundo del cannabis, les explicamos que el vaporizador es un aparato que evita que inhalar el humo. Es una opción bastante saludable en comparación con el cigarrillo o, comúnmente llamado, porro.

La mayoría de los vaporizadores son realmente costosos, es por ello, que te traemos esta opción que puedes hacer con materiales comunes que, tal vez, estén en tu casa. ¡Presta atención!

Vaporizador de marihuana con bombilla

El vaporizador con bombilla es uno de los mecanismos más económicos, sin embargo, su efectividad es bastante buena y más para aquellos que no pueden costearse un vaporizador comercial.

Materiales y elementos necesarios
  • Una bombilla normal de 100 voltios
  • Dos pajitas o tubos de vidrios, la segunda opción es mejor ya que no se funden
  • Una botella de plástico
  • Un cuchillo, preferiblemente afilado, y unas tijeras
  • Cinta plástica adhesiva o silicona
  • Alicates
  • Vela/encendedor

Pasos para elaborar el vaporizador de marihuana casero

  1. El primer paso es tomar la bombilla de 100 vatios y luego cortamos la tapa de metal con mucho cuidado, para esto utilizaremos el cuchillo.  
  2. Ahora es turno de quitar todos los filamentos y escombros que se encuentran dentro de la bombilla, lo debemos hacer con el alicate. Para que quede –totalmente- limpia, tomamos un poco de agua con sal y limpiamos el interior de la bombilla. Es importante quitar todas las partículas de polvo y raspar todos los puntos de la pintura, debido a que tiene productos químicos nocivos y que son perjudiciales si se inhalan. Después ese proceso, esperamos a que se seque.
  3. Dejamos la bombilla de lado por un momento y nos concentramos en la botella. A continuación desenroscamos la tapa de la botella. Primero debemos comprobar que se ajusta, a la perfección, con la parte metálica de la bombilla. Una vez que verificamos que todo está bien, tomamos el cuchillo y procedemos a marcar dos orificios pequeños –de lado y lado- a la tapa.
  4. Ya nuestra bombilla debe estar seca, entonces, colocamos la hierba dentro de ella. Paso siguiente ajustamos la tapa de la botella en la parte superior de la bombilla. Aquí usamos cinta adhesiva para fijarla correctamente.
  5. Ahora inserta las dos pajitas en los agujeros de la tapa. Después recortamos su tamaño con la tijera.
  6. ¡Nuestro vaporizador casero está listo para usarse! Es momento de usar la vela o encendedor y podemos encenderlo haciendo llamaradas firmes desde el fondo de la bombilla.

Recomendaciones:

Si es la primera vez que usas un vaporizador casero, te recomendamos que respires lentamente, así te sentirás a gusto. La temperatura promedio, que debe estar el cannabis, es de 180ºC.

Ver también: Grinder de Marihuana

Si quieres un sabor más placentero, puedes mezclar la marihuana con otras hierbas medicinales como manzanilla, salvia, tomillo, lúpulo, aloe vera, anís, incluso clavos de olor.

¿Por qué usar un vaporizador?

  • Es sano: Una de las principales ventajas del vaporizador es que es mucho más sano, además ofrece una experiencia pura y saludable. Los vaporizadores calientan el cannabis hasta evaporarse los cannabinoides, la mayor ventaja es que no queman la materia vegetal de la planta, es decir, que el vapor no contiene ningún tipo de sustancia tóxica, monóxido de carbono o alquitrán que hay en el humo.
  • Ahorro de dinero: Los vaporizadores son una herramienta eficiente para sacarle el mayor provecho a nuestro cannabis y, al mismo tiempo, también es una manera para ahorrar dinero ¿sabes por qué? Porque los vaporizadores son 40 % más eficaces que fumar, es decir, necesitas menos marihuana para lograr el efecto que deseas.
  • Sin humo ni olores malolientes: Una maravilla de los vaporizadores es que no producen un humo espeso, lo que significa que no hay que preocuparse de que el olor se quede en nuestra ropa. Con el vaporizador casero el olor se dispersa a los pocos segundos de ser exhalado, además solo las personas que están cerca notarán el olor.

¿Te convencimos? Estamos seguros de que sí. Entonces, no esperes más y consigue todos los materiales para que hagas el mejor vaporizador casero de la historia.

Recuerda que en nuestra web tenemos más artículos sobre marihuana, ¡invita a tus amigos cannabicos a leernos!