Cómo cuidar planta de Marihuana

¡Hola, nuevamente querido amigo cannabico!

Sabemos que si estás aquí es porque te interesa el título y, en efecto, hablaremos sobre cómo cuidar una planta de marihuana.

Al principio puede parecer que es difícil cuidarla, pero no es así y de seguro tienes la información incorrecta. Lo cierto es que es fácil y sencillo, el ingrediente principal es: amor y pasión por el cannabis, lo demás se puede aprender con rapidez.

Factores necesarios para cuidar una Planta de Marihuana

¿Quieres plantar marihuana por primera vez? Entonces, debes tomar en cuenta que la hierba necesita implementos de suma importancia como:

  • Luz, es la que posee mayor efectos en el rendimiento.
  • Aire, la planta debe estar en un lugar con excelente ventilación.
  • Debes plantarla en el suelo o en una maceta
  • Temperatura adecuada, lo ideal es una temperatura ambiente por el día, debido a que la planta no puede soportar las bajas temperaturas o un cambio brusco de la misma.
  • Nutrientes
  • Riego, nunca olvides que debes mantener el pH para obtener los resultados deseados. Se necesita, al menos, 6.0 y 7.0 para el sueño y, aproximadamente, 5.5 cuando se trata de los cultivos hidropónicos.

Estos seis factores son indispensables al momento de plantar marihuana, tanto para los cultivos en exteriores como en el interior del hogar.

Medio del cultivo

Después de conocer los factores necesarios para sembrar cannabis, seguimos con el este artículo tutorial de cómo cuidar una planta de marihuana.

Una cualidad de esta hierba es que puede crecer en el suelo y en otros tipos de medios, sin ningún tipo de dificultad. Incluso puedes plantar en el agua o en el aire húmedo.

Eso sí, cada medio de cultivo tiene sus diferentes necesidades y tipos de riego. Lo primordial es que investigues sobre los distintos medios, entonces serás capaz de elegir el que se adapte a tus necesidades.

Si se trata de tu primera experiencia, te recomendamos que inicies con un cultivo hidropónico. Pudieras usar fibra de coco y luego alimentar tus plantas según un horario de alimentación hidropónica regular; con este método tendrás excelentes resultados sin necesidad de invertir mucho tiempo y, a su vez, dinero.

Dato curioso: Un cultivo hidropónico es considerado a cualquier medio de cultivo que no es el suelo. Por lo tanto, necesita nutrientes hidropónicos.

Como conocimiento general, debes saber que el sueño es el medio de cultivo más común y funciona muy bien por sí mismo. Lo idóneo es que sea un suelo suelto, esto para que no se estanque el suelo, para mejorar el drenaje aconsejamos que se mezcle con otros tipos de suelo.

¡La luz es primordial!

En el caso de los cultivos en exterior, el sol se encarga de proporcionar la luz que necesita la planta de marihuana.

Por otra parte, debes tomar en cuenta en cuenta que cuando las plantas son jóvenes necesitan luces suaves. A medida que crecen, tendrás que asegurarte que estén en un lugar más soleado. Deben recibir abundante luz solar, durante ocho horas o más para obtener los mejores resultados.

Cuando se trata de cultivos en exterior, toma en cuenta que debes plantarla cerca de primavera y estarán listas para otoño.

En cuanto a los cultivos en interior, aquí tienes una lista de tips básicos:

  • Luces de alta intensidad (HID) con alta presión de sodio y halogenuros metálicos, son consideradas como luces en crecimiento. Estas luces tienen gran potencia y también proporcionan un buen rendimiento.
  • Luces en crecimiento de sodio de alta presión (HPS), son recomendadas por expertos, emiten un espectro de luz efectivo.
  • Fluorescentes compactos (LFC), pueden adaptarse a casi cualquier espacio y, la buena noticia es que las puedes comprar en cualquier supermercado. Son ideales para instalaciones pequeñas.
  • Luces de crecimiento, son conocidas como LED, esta iluminación necesita menos electricidad y produce menos calor.

Antes de elegir una, vale la pena rescatar que cada una tiene sus ventajas y desventajas. Escoge la que se ajuste a tu presupuesto, zona y estilo.

Ventilación

La ventilación es un factor de suma importancia. Si la temperatura es muy elevada o fría, las plantas de marihuana sufrirán las consecuencias.

Dependiendo de las luces de crecimiento que escogiste, de seguro elevarán en algo la temperatura. El cannabis en este caso necesita una temperatura entre 20 y 30°C. Por tal razón, debes estar muy pendiente del cultivo y podrías elegir otro tipo de luces como las LED que, según cultivadores expertos, no aumentan dramáticamente la temperatura de la zona de cultivo.

En el caso de que la zona de cultivo no pueda mantenerse en el rango confortable, es necesario un sistema de ventilación. De no ser suficiente, opta por calentadores o enfriadores, todo lo necesario para mantener un nivel adecuado.

Cuando nos referimos a la humedad, las áreas de crecimiento no deben estar muy húmedas ni secas. Los niveles óptimos son los siguientes 40-60 %. El cannabis puede soportar una temperatura mayor o menor, sin embargo, es mejor dejarse llevar por lo seguro y no correr riesgos.

Por otra parte, el exceso de humedad puede causar moho y el aire seco, es relacionado con las plantas melindrosas que se estresan fácilmente, esto le puede ocurrir a las plantas de marihuana más jóvenes.

Nutrientes

Llegamos a un punto básico: los nutrientes. Los cultivos hidropónicos suelen ser un sistema económico, fácil y también efectivo, en este caso solo debes llevar un calendario de nutrientes. Este consejo funciona a la perfección con cultivos con fibra de coco y otras aplicaciones parecidas.

¿Por qué son importante los nutrientes? Siempre es recomendable complementar tus cultivos con nutrientes, debido a que así las plantas crecerán más rápido y sanas.

PH

Aunque lo hemos mencionado anteriormente, no está demás decir que el suelo debe mantenerse con un pH entre 6.0 y 7.0 y el agua entre 5.5 y 6.5.

Se trata de una regla general mantener el pH en ese rango, cuando se trata de los cultivos que usan como medio el sueño. Para los cultivos hidropónicos lo ideal es 5.5 y 6.5. Las pequeñas variaciones pueden llegar a ser saludables, debido a que los nutrientes se absorben mejor a diferentes pH.

Para mantener un control total del pH, lo mejor es adquirir un kit, ¡tranquilo! Son económicos y efectivos para saber cómo cuidar planta de marihuana. 

Con esto terminamos por hoy, si deseas, también puedes mirar otros post relacionados a nuestro tema favorito… ¡Sí marihuana!

¡Hasta pronto amigo cannabico!

Otros aspectos sobre la planta: