Cómo podar planta de marihuana

¡Hola, gracias por preferirnos!

Es un gusto para nosotros tenerte por aquí. Si estás buscando saber cómo podar una planta de marihuana, te comentamos que llegaste al lugar correcto.

Informaremos sobre cómo podar las hierbas de cannabis tanto en exterior como interior. Nuestro mayor deseo es que este tutorial sea útil para ti.

Cómo podar una planta de marihuana en pocos pasos

En el momento que decides podar la planta madre, tu objetivo principal debe centrarse a aprovechar el máximo número de clones, en conclusión el objetivo se centra en eliminar las puntas más altas y no tocar las ramas de abajo.

  1. Recortar exceso: Para comenzar a cortar los excesos, inicia por encima de la altura que deseas que tenga las plantas. ¿De qué dependerá? Técnicamente de la altura del foco. En el caso de que la planta esté muy ramificada cortaremos las ramas de dentro, así no se formarán esas terribles bolsas de humedad.
  2. Aire: Un punto importante es que al aire debe circular a través de la planta, si no se cumple esto pueden aparecer oidio.
  3. Tiempo: Para no podar demasiado la planta de una sola vez, te recomendamos que quites los esquejes cada dos o tres semanas.
  4. Suplemento: Después de cada poda, te aconsejamos que agregues algún suplemento o vitamina, puedes hacerlo en el riego o pulverizado sobre las hojitas, así asegurará que tu planta de marihuana se mantenga en óptima condiciones.

Plantas de marihuana en interior: Poda de formación

  1. En las plantas de interiores el proceso de podar se hace en la fase de crecimiento. Si buscas que la planta tenga varias puntas, empieza por cortar la punta de crecimiento, está justo antes del último nudo.
  2. Poda FIM: Se trata de una poda apical, es similar a la poda anterior, pero solo debes dejar una parte del último brote. Inicia con podar la parte del brote principal más nuevo, aunque sea difícil de ver, ayúdate con un algún tipo de microscopio. El efecto de esta poda es obtener 4 tallos nuevos que estén juntos. Este ejemplo de poda no aplica, por ejemplo, a las variedades índica, debido a que forma solo un cogollo central no responde bien a la poda apical.
  3. Variedades híbridas: Las variedades unidas. Sí responden bien a la poda en formación, porque suelen tener un número grande de puntas.
  4. Variedades Sativa: La marihuana sativa, una de las más populares, tiende a ramificar bastante, así que no es necesario aplicar una poda apical para obtener cogollos de la planta. Solo te recomendamos que basta con realizar alguna poda los primeros días. Por lo pronto, no olvides comprar unas buenas tijeras de poda para ejecutar bien tus tareas en el cultivo.

Planta de marihuana en interior: Poda de floración

Tal como dice el subtítulo, es la poda que se realiza en la etapa de floración. Se debe efectuar, justo, la segunda semana a excepción de la variedad sativa, que debe podarse la tercera semana.

  • Es importante podar las ramas porque si las dejas, las flores no crecerán bien y tampoco llegarán a madurarse del todo.
  1. La meta es podar la planta de marihuana para que los cogollos lleguen a una altura de 50 cm, así conseguirás cogollos uniformes entre sí.
  2. Inicia con podar las ramas inferiores que reciban poca luz, o, en efecto, estén medio metro por debajo de la punta de la planta.
  3. Corta las ramas más finas, porque mientras más grueso el tallo, mayor será el cogollo. Si quieres aumentar el tamaño de los cogollos en la floración, no olvides usar un buen estimulante.

Tips para podar plantas de cannabis en exterior

Para proceder a podar las plantas de marihuana en exterior, puedes usar algunas técnicas que se usan en los cultivos de interior, solo cambian algunas variantes. Primero las plantas de exterior reciben más cantidad de luz que en interior.

  • Gracias a la luz que recibe la planta, los cogollos pueden ser más largos y pesados que en interior. Las puntas llegan a medir hasta un metro.
  • La cantidad de masa vegetal que deberás podar puede ser mucha, debido a que las plantas ramifican más.
  • Fíjate en las ramas que reciben menos luz, debido a que es importante cortar las ramas que se encuentran adentro y que quedan a la sombra.
  • También puedes proceder a cortar las ramificaciones más pequeñas que quedan debajo y en la sombra.
  • Como en el cultivo de interior, después de podar la planta, te recomendamos aplicar algún estimulador, esto para evitar o hacer que supere un posible estrés que pueda sufrir la planta… Sí la planta se puede llegar a estresar como los seres humanos.

Sé que quieres seguir leyendo, pero ¡ya nos tenemos que despedir! Gracias por preferirnos y, como siempre, si te gustó ¡comparte este artículo!

De igual forma, recuerda que en nuestro menú tenemos varias secciones que puedes visitar y continuar aprendiendo sobre nuestra queridísima Marihuana.