Planta marihuana macho

¿Otra vez por aquí? ¡Gracias por preferirnos amigo cannabico!  

Sabemos que eres conocedor de la marihuana, sin embargo, nos tomaremos el atrevimiento de explicarte que el cannabis es una planta dioica o unisexual, ¿qué significa? En palabras simples produce flores femeninas y masculinas en diferentes plantas.

Las plantas que produce flores masculinas, claramente, se les llama planta macho y la variedad que da vida a las flores femeninas son llamadas plantas hembras.

Como en este artículo solo hablaremos de las plantas machos, te contamos que estas florecen y se reconocen porque tienen una especie de campanitas agrupadas en panículas y además cuelgan hacia abajo… Acaban abriéndose y sueltan polen.

¿Cómo diferenciar las plantas machos de las hembras?

Un punto importante es saber diferenciar las plantas machos de las hembras, entonces, a continuación te enumeraremos algunas características.

  • Las plantas de cannabis empiezan a florecer cuando se alarga el fotoperiodo nocturno. Esa etapa es crucial para determinar el sexo de la planta. Las hierbas llegan a su etapa de maduración sexual luego de las ocho semanas, justo después de la germinación.
  • Las plantas machos tienen una especie de bolas agrupadas, las cuales cuelgan. Pueden estar dos o tres, dependiendo de la especie.
  • Las plantas hembras tienen unos cálices en forma de lágrimas y le salen como especie de dos pelitos, son de color blanco, se llaman pistilos y se agrupan en los cogollos.

Usos del cannabis masculino

Debido a su mala reputación, las plantas machos no suelen ser las más buscadas. Muchos cultivadores prefieren comprar semillas feminizadas… Porque sí, se ahorran grandes horas de trabajo, sin embargo, es momento de que cambien esa percepción y aquí te daremos las razones.

Un macho es necesario

Cultivar marihuana es un arte y nadie puede dudar que es una experiencia gratificante. Para muchos es aburrido cultivar una variedad idéntica, a partir de los esquejes y… ¡te entendemos!

Nada mejor que cultivar tus propias cepas de cannabis de gran calidad, esas que sean capaces de tener un sabor y resina especial, esas que te dan un subidón cuando menos te lo esperas.  ¿Sabes cómo conseguirlo? Lo lograrás combinando los mejores atributos de las diversas cepas y, claro, cruzándolas de forma cuidadosa y, ¿adivina qué? Para hacerlo debes conservar las plantas machos.

En el momento que comiences a cultivar tu propia variedad con el objetivo de tener la mejor calidad, recuerda que la planta masculina contribuye 50 % del material genérico. ¿Qué queremos decir? Tienes que elegir un buen donante masculino.

¿Cómo escoger una buena planta macho?

Como ya sabes las plantas machos no se fuman, esa cualidad hace que sea un poco difícil encontrar la planta que tenga un buen sabor. Para que no tengas que seleccionar tus plantas por descarte, te diremos cuáles son las cualidades que debes de tomar en cuenta.

  • No emplees las plantas masculinas que crecen muy rápido o altas, normalmente las hierbas que tienen estas características carecen de cogollos de calidad.
  • No uses aquellos machos que florezcan demasiado pronto o aquellos que florezcan de forma automática.
  • En las flores masculinas los tallos grandes y huecos sueñen ser una buena señal, mientras que esas que tienen tallos modulosos no son buenas. Algunos cultivadores expertos informan que hay una buena relación entre el tipo de tallo y el contenido de THC.
  • Dile “no” a las plantas machos que tienen una estructura de cogollo ligera, en cambio, conserva las que tengan cogollos densos y compactos.
  • Otro truco es el olfato, si la planta destila un buen aroma… ¡Puedes estar al frente del macho perfecto!

Línea genética fuerte

Durante las primeras etapas del cannabis, muchos cultivadores suelen eliminar –definitivamente- las plantas masculinas y esto es un error grave. Primero disminuye la diversidad y segundo la presencia de machos es primordial para que la cepa tenga fuerza y vitalidad.

Los cultivadores suelen emplear una única variedad feminizada o hacen uso de esquejes idénticos y te contamos que la falta de diversidad conduce a debilitar las defensas, además que las plantas tendrán una mayor sensibilidad frente a enfermedades y plagas.

Fibras fuertes

Las plantas machos suelen producir una fibra más fuerte que las hembras. Un ejemplo claro es en la fabricación de textiles u otros productos a partir de la fibra de cáñamo.

De acuerdo con expertos, la fibra de la planta de cáñamo masculina es más flexible y tiene una fuerza mayor. Si te preguntas cómo es la fibra de las plantas femeninas, te responderemos que son más robustas.

En fin, las fibras de cáñamo de los machos es ideal para hacer prendas o piezas de alta calidad, como ropa toallas o camas, esto gracias a que es más suave y fina.

Las fibras de las hembras sirven para fabricar lienzos u otros tipos de telas duras. Entonces, si estás pensando entrar en la industria de textiles, más te vale que pienses en cultivar plantas de marihuana macho.

Otros usos que tiene la planta de cannabis masculina es que sirve para té o zumo de marihuana, por si no sabías, proporciona un gran número de ventajas positivas para la salud de los seres humanos.

Ahora sí está terminando este post y solo tenemos que decirte algo: ¡Quédate con tus plantas machos! Así estarás ayudando a la supervivencia genética continuada de la marihuana, y aportarás tu esfuerzo para que no desaparezca.

¡Gracias por preferir nuestra página web! Estamos seguros que un día seremos una comunidad cada vez más grande de cannabicos.