Alcohol de Marihuana

Muchas personas en el mundo continúan luchando por la legalización de la marihuana, ¡y nosotros no podemos estar más felices! Eso significa que reconocen los múltiples beneficios que tiene la planta en la salud de los seres humanos.

Siguiendo en esta línea que grita “felicidad”, hoy hablaremos de una receta que de seguro te encantará. Te enseñaremos en pocos pasos a hacer alcohol de marihuana. Te preguntarás, ¿para qué sirve? Amigo cannabico esta sustancia es poderosa para tratar dolores musculares y articulares.

Durante años muchos individuos lo han utilizado para apaciguar sus dolores, es una preparación que tiene muchísimos años. Si sufres de reumas, fibromialgia, contracturas, tendinitis… ¡No esperes más para usar el alcohol de marihuana! En poco tiempo sentirás como el alma vuelve a tu cuerpo.

¿Cómo preparar alcohol de marihuana?

Toda preparación necesita ingredientes, por lo tanto, te invitamos a anotar todo lo que necesitas.

Ingredientes para hacer el alcohol de marihuana

  • 10 gramos de hojas o cogollos de marihuana verdes
  • 5 gramos de cogollos secos y descarboxilados
  • Una botella de cristal que contenga un tapón, boca ancha y que tenga una capacidad aproximada de 1,5 a 2 litros
  • Aceite de coco, almendra u oliva
  • Medio litro de alcohol de 96°

La combinación de marihuana cruda y seca, se debe porque la marihuana verde no es psicoactiva, sus psicoactivos se encuentran en un estado ácido, es decir, nos podemos encontrar con THCA, CBDA. Cuando la marihuana está curada o seca, eso se convierte en THC y CBD.

En palabras simples, el THCA contiene grandes propiedades antiinflamatorias, que se pueden comparar con el CBD. La unión de ambas clases de marihuana es una explosión terapéutica para el cuerpo humano.

Aceite de marihuana en pocos pasos

  1. Lo primero que debes hacer es lavar bien la botella, esto se logra hirviéndola, así lograrás esterilizarla. Después metes las hojas y cogollos de marihuana en la botella, claro, después de cortarlos. Paso siguiente introduce los cogollos secos, para triturarlo recuerda que puedes recurrir a un grinder.
  2. Ahora es turno de añadir los 500 ml de alcohol y asegúrate de que quede bien cerrado. Es momento de agitar la botella por 2 minutos. Luego busca un lugar oscuro y que, al mismo tiempo, sea fresco, el objetivo es que se macere durante unas 3 o 4 semanas. Todos los días agita la botella una o dos veces.
  3. Esos días que la botella esté guardada, el alcohol se irá diluyendo con los cannabinoides hasta terminar integrándose. Luego de esas 3-4 semanas, es el instante perfecto para colocar el alcohol con un filtro de café, esto se hace para eliminar toda esa materia vegetal y conservar un alcohol de marihuana con THC, THCA, CBD, CBD, CBN y todos esos cannabinoides que aportan algo valioso a la salud.
  4. Este es el paso final. Añade aceite de oliva, coco, almendra (el de tu preferencia). Recuerda que el alcohol común deshidrata la piel, por ello se le agrega el aceite para suavizarlo y pueda ofrecer una excelente hidratación cutánea.

Para terminar, te recomendamos que mantengas el aceite en oscuridad y con una temperatura fresca, estas condiciones te asegurarán que la sustancia durará meses y no perderá sus propiedades.

Por otro lado, mientras menos abras la tapa será mucho mejor. Rellenar con algunos pequeños brotes, también te puede ayudar para que dure un poco más.

Esta fue toda la receta, ¿te gustó? Diariamente estamos trabajando para ti y valoramos mucho tu opinión.

Por último, recuerda que puedes consultar otras recetas desde mantequilla de marihuana, hasta brownies. ¡Somos tu sitio de confianza!