Crema Marihuana

La marihuana es llamada, a menudo, la planta mágica. Es increíble que se pueda usar para tantas cosas al mismo tiempo.

Se puede fumar, vaporizar, e ingerir por medio de los dulces cannabicos y… ¡también se puede usar como crema!

En la actualidad existen muchas presentaciones de cremas de cannabis medicinal, los podemos ver en lociones, bálsamos, aceites o lubricantes. Sirven para tratar zonas específicas del cuerpo para tratar síntomas como inflamación, irritaciones cutáneas o dolor.

En el caso de que lo preguntes, los tópicos de marihuana no poseen componentes psicoactivos, al contrario son un poderoso antídoto para combatir problemas relacionados a la piel.

Por otro lado, diferentes investigaciones arrojan que los cannabinoides –componentes químicos del cannabis- aplicados en forma de crema tienen efectos increíbles en la piel, incluso ayudan a combatir la psoriasis, dermatitis, inflamaciones musculares y esclerosis múltiple.

En este artículo te mostraremos cómo hacer la crema de marihuana, ¡en pocos pasos la tendrás! ¡Quédate con nosotros!

¿Cómo hacer la crema de marihuana?

Antes de saber cómo se hace, necesitamos los ingredientes… Así que te invitamos a abrir el bloc de nota de tu smartphone y comiences a tomar nota.  

Ingredientes

  • 60 gramos de cera de abejas
  • 300 ml de aceite de oliva, en caso de no tener sirve también el aceite de girasol
  • 100 ml aceite de almendra
  • 100 ml aceite de romero
  • 1 litro de agua
  • 50 gramos de cogollos o restos de poda

¡Pasos para preparar la mejor crema de marihuana!

Paso 1

El primer paso es tomar una olla o cazuela. A continuación introducimos el agua junto a la marihuana y el aceite de oliva o de girasol.

Paso 2

Es importante mantener una temperatura baja al inicio, a medida que se vaya cocinando sube la temperatura a máximo 100ºC. Un punto importante y que no debemos olvidar es el siguiente: El contenido no puede llegar a hervirse, porque se degradarán los cannabinoides y eso sería fatal.

Paso 3

No debemos parar de mover la mezcla y después de una hora –aproximadamente- debemos proceder a filtrarla.

Claro, primero debemos dejar que se enfríe un poco para no quemarnos, después con una maya o calza comenzamos a filtrar el líquido en otro recipiente. Lo ideal es conseguir un aceite fino y limpio, por tanto tratemos de filtrarlo varias veces hasta conseguir ese punto que buscamos.

Paso 4

Por lo pronto nuestro aceite cannabico está filtrado, limpio y atemperado, con estas características lo ponemos en la nevera para que se solidifique del todo.

Ahora bien, nos trasladamos a la clase de química, pues muchos conocemos que el aceite no es soluble en el agua y a las pocas horas de que esté en la nevera podremos ver como el aceite se solidifica, nada más en la parte de arriba del bol. En la parte de abajo estará el agua sobrante y tendremos dos capas que se diferenciarán con claridad.

Paso 5

El paso cinco es sencillo. Abrimos un pequeño orificio en el aceite y vaciamos, a través de él, el agua que de verdad no necesitaremos.

Paso 6

¡Tenemos el aceite preparado! Es un gran paso, ahora podemos continuar con la elaboración de la crema. Tras separarlo del agua, volvemos a encender la cocina y lo colocamos en una olla y colocamos la temperatura baja para que el contenido absorba el calor.

Paso 7

El calor hará que el aceite esté –totalmente- líquido y será el momento justo para agregar los aceites esenciales. Añadiremos aceite de romero junto con el de almendra. Removemos bien y dejamos que se mezclen de manera natural.

Paso 8

La mezcla anterior necesita cera de abeja, por tal razón procederemos a agregarla y esta se derretirá. Cuando la pongamos a enfriar, se solidificará y tendremos una crema tópica cremosa y a su vez resistente.

Paso 9

Todos los elementos están disueltos, por ello necesitamos mezclarlos correctamente e introduciremos el líquido en los envases, en los cuales colocaremos nuestra crema para usarla.

Paso 10

Vamos a colocar en un lugar frío, durante 10 minutos, para que la crema logre espesar. Después de eso nuestra crema estará perfecta para usarla en cualquier parte de nuestro cuerpo.

Importante: En las zonas mucosas como la boca e interior de la nariz, no podemos usar estas cremas.

Después de esta receta, ¡estás preparado para hacer la mejor crema de marihuana! ¡Si te gustó este post, compártelo!